La creolina:

La creolina es una sustancia natural con grandes capacidades desinfectantes. Se obtiene al emulsionar la creosota con agua o al destilar en seco madera dentro de una autoclave.
A la creolina se le considera como un desinfectante fenólico concentrado, es decir, es un desinfectante derivado de los fenoles. Se caracteriza por su potentes capacidades limpiadoras y desinfectantes, también se utiliza como eliminador de olores desagradables, sin ser un desodorante.
Como la creosota, la creolina tiene fuertes capacidades biocidas. Cuando es aplicada en la superficie que se quiere limpiar ataca directamente a las bacterias y las elimina. También se encarga de desaparecer los microorganismos responsables de los malos olores.

Aplicaciones de la creolina:

Entre las múltiples aplicaciones de la creolina se encuentran:
– Desinfección de paredes y pisos.
– Eliminación de malos olores provocados por mascotas como perros y gatos.
– Trapeado diario en la limpieza del hogar.
– Producción de otras sustancias limpiadoras.
– Limpieza y desinfección de baños públicos.
– Limpieza de talleres y fábricas, entre otras aplicaciones.
  La Creolina es un desinfectante muy poderoso, de origen natural, y que se emplea para elaborar diferentes compuestos destinados a la limpieza y desinfección. Encuentra aqui este y mas productos: https://quimicosprima.com/shop/productos-quimicos-prima/ Presentación: 1000 mL – 3800 mL – 20000 mL